Las autoridades bolivianas advirtieron esta semana que el 70% del departamento de Santa Cruz -donde vive más de una cuarta parte de la población del país- está en «riesgo extremo» de incendios forestales.

Según el gobierno, casi 500.000 hectáreas de bosque se han convertido en cenizas.

El presidente Evo Morales anunció el miércoles la creación de un nuevo gabinete de emergencia ambiental para hacer frente a las llamas en la zona de la Chiquitania, fronteriza con Brasil y Paraguay.

los tres países latinoamericanos han estado luchando contra incendios forestales en la selva amazónica.

Según el Centro de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE), 72.843 incendios han afectado a la Amazonia, lo que representa un aumento del 83% con respecto al año pasado y la cifra más alta registrada desde que se iniciaron los registros en 2013. El humo de los incendios del miércoles causó un apagón de una hora en Sao Paulo, a 2.700 kilómetros de distancia.

Morales también anunció que el gobierno había contratado un Boeing 747 Supertanker. El avión que puede transportar hasta 70.400 litros de agua es el avión de bomberos aéreo más grande del mundo.

También se ha enviado un cuarto helicóptero equipado con el sistema de cubos de Bambi para transportar y liberar agua para ayudar a los más de 1.700 soldados, agentes de policía y bomberos enviados a combatir las llamas y prestar asistencia a la población.

Greenpeace ha culpado a la deforestación del número récord de incendios forestales en la Amazonia brasileña.

«El número de incendios forestales es mayor en las regiones amazónicas más afectadas por las prácticas de deforestación, ya que los incendios son una de las principales herramientas utilizadas para la deforestación, incluso por los agricultores», dijo la ONG en un comunicado el jueves, atacando el «desmantelamiento» de las políticas ambientales del país por parte del gobierno de Jair Bolsonaro.

También advirtió que podría tener graves consecuencias meteorológicas para la región, pero también para el mundo.

«Los incendios forestales y el cambio climático operan en un círculo vicioso: a medida que aumenta el número de incendios, también aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero, aumentando la temperatura global del planeta y la ocurrencia de fenómenos meteorológicos extremos, como las grandes sequías», señala el informe.

el 70 % de la reserva forestal paraguaya en llamas

autoridades han dicho , que 20 mil hectáreas fueron consumidas por las llamas , generando un grave daño al eco sistema .

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media / 5. Recuento de votos: