LA Amazonía ha sido golpeada por una serie de incendios forestales inusualmente fuertes a través de la selva tropical. ¿Los incendios en el Amazonas fueron provocados deliberadamente? Esta es la verdadera razón de los incendios de la selva tropical.

Los incendios están asolando la selva amazónica, y los datos de los satélites muestran un número récord de incendios en Brasil. Los incendios forestales suelen ocurrir en la estación seca en Brasil, pero según la agencia espacial brasileña INPE, este año se ha producido un aumento del 80 por ciento. El aumento reportado de incendios provocó una tormenta de indignación internacional la semana pasada, con celebridades, ambientalistas y líderes políticos culpando al presidente brasileño Jair Bolsonaro por la destrucción de la selva tropical más grande del mundo.

¿Los incendios fueron provocados deliberadamente?
Los incendios naturales en el Amazonas son raros, y la mayoría de los incendios que se están produciendo actualmente en Brasil fueron provocados por agricultores que preparan tierras para los cultivos y pastos del próximo año.

Las cifras del INPE representan un aumento del 80 por ciento en incendios con respecto al mismo período de 2018.

Pero también ha habido un gran número de incendios en los últimos años.

Según un gerente de Global Forest Watch, el número de incendios en la Amazonia este año es aproximadamente comparable al de 2016.

La NASA informa que los incendios son comunes en el Amazonas debido a la llegada de una estación seca en julio y que la actividad de los incendios normalmente alcanza su punto máximo en septiembre antes de terminar en noviembre.

La agencia espacial escribió: «Al 16 de agosto de 2019, un análisis de los datos satelitales de la agencia espacial indicaba que la actividad total de incendios en la cuenca del Amazonas este año ha estado cerca del promedio en comparación con los últimos 15 años».

Aunque la actividad parece estar por encima de la media en los estados de Amazonas y Rondônia, hasta ahora ha aparecido por debajo de la media en Mato Grosso y Pará, según estimaciones de la Base de Datos Mundial de Emisiones de Incendios.

Y aunque los incendios en Brasil han aumentado, no hay evidencia de que los incendios forestales amazónicos lo hayan hecho.

Lo que sí aumentó en 2019 son los incendios de matorrales secos y los árboles cortados para la ganadería como estrategia para obtener la propiedad de la tierra. Esto subió un siete por ciento.

Contra el cuadro pintado de una selva amazónica a punto de desaparecer, queda en pie un 80 por ciento.

Además, la mitad de la Amazonia está protegida contra la deforestación por la ley federal.

Uno de los principales expertos en bosques amazónicos del mundo, dijo Dan Nepstad: «Mientras que el número de incendios en 2019 es de hecho un 80 por ciento más alto que en 2018, es sólo un siete por ciento más alto que el promedio de los últimos 10 años».

La deforestación se redujo en un 70 por ciento entre 2004 y 2012 y ha aumentado modestamente desde entonces, pero se mantiene en una cuarta parte del máximo alcanzado en 2004.

El Sr. Nepstad dijo que la verdadera amenaza son los incendios forestales accidentales en los años de sequía, que podrían agravar el cambio climático.

Él dijo: «La amenaza más grave para la selva amazónica son los severos eventos que hacen que los bosques sean vulnerables al fuego.

«Ahí es donde podemos tener una espiral descendente entre fuego y sequía y más fuego.»

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media / 5. Recuento de votos: