Las fuertes lluvias que han afectado a Mauritania desde el 25 de agosto de 2019 han provocado inundaciones extremas en algunas partes del país, que se han cobrado la vida de al menos cinco personas.

Los informes indicaban que las muertes se registraron en la ciudad de Selibaby, en la región de Guidimaka.

Las casas y los establecimientos fueron sumergidos en las aguas después de que intensas lluvias de 200 mm (7,9 pulgadas) golpearon dicha zona.

Además, el puente que une la ciudad de Selibaby con el oeste de Mauritania también fue destruido. Las carreteras también quedaron en ruinas.

Varias zonas de la ciudad de Sélibaby (región de Guidimaka) siguen bajo el agua, mientras que un puente que conecta Sélibaby con la parte occidental del país ha quedado dañado.

Actualmente existe el riesgo de que se produzcan brotes de enfermedades transmitidas por el agua en las zonas afectadas por las inundaciones. Se pronostica que la parte sur de Mauritania experimentará lluvias intensas o muy intensas entre el 29 y el 30 de agosto de 2019

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Puntuación media / 5. Recuento de votos: